viernes, 29 de abril de 2011

Des-inspirnación

En semanas como esta me doy cuenta de que una de las mejores decisiones que tomé en la vida fue dejar el periodismo. ¿Cómo hace uno para tener algo que decir todas las semanas? La inspiración se fue y no ha vuelto. Y no es que no pase nada. Pasa de todo. El mundo se sacude. Mi niño crece. En Francia a Sarcozy lo tiene preocupado la ultraderecha, la de verdad, no la de él que es de juguete, y es posible que no pueda repetir la presidencia. Se casa William con Kate. Los economistas calculan cuando cuesta reconstruir el Japón. Incluso ahora soy experta en energía nuclear. Mi mamá me cuenta del invierno que no para. Y yo me pregunto si efectivamente es el fin del mundo o "que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también; que siempre ha habido chorros, maquiávelos y estafáos, contentos y amargaos, valores y dublé." (1) Y aunque tuviera la respuesta no tengo nada que decir. Por eso es tal vez tan peligroso un mal periodista, que esta siempre obligado a decir y a opinar, y como dirá una cosa, dirá otra. Como bien lo ejemplifica este texto.

Yo victima de mis síndromes, ya no se si tengo el Mary-Poppins en off, o el For-ever-young rebotado o si simplemente es una crisis de nostalgia. La psicóloga dice que tengo la habilidad de complicarme la vida y ni siquiera he podido inventarle un nombre a este nuevo síndrome que explica mi mal. Y habiendo escrito dos párrafos que no dicen nada, me despido. Esperando que la inspiración vuelva otra vez.

(1) Cambalache. Enrique Santos Discépolo.

6 comentarios:

Diana Alfonso dijo...

No desesperes!! Siempre tendrás algo que decir, aunque sea que no tienes inspiración!

Alexandra Vega Rivera dijo...

yo creo la Mary-Poppins lo que tiene es sueño, y está en medio de un motoso a ver si en algún sueño se encuentra con el nombre apropiado para el síndrome aquel...

Catherine dijo...

Hola, sólo una palabras para contarte que me gustó mucho tu blog: he estado leyendo tus notas. Paseando por el net. Soy una francesa que vive en Chile hace veinte años. No vine de expatriada con trabajo, sino que quise cambiar de aire y porque la Cordillera me parecía mágica me mezclé con los chilenos viviendo como ellos. Estoy planificando, organizando un retorno a Europa, para darles la oportunidad a mis hijas de vivir en el primer mundo y para que puedan elegir donde se sientan más cómodas. He vivido tanto tiempo como chilena que necesito para readaptarme leer opiniones e impresiones que serán muy parecidas a las que tendré cuando estaré viviendo en Francia. Bueno, quisé que supieras que disfrute leyéndote. Con cariño, Catherine

Scarlet O´Hara dijo...

muy buen post, puede que no informes, pero sí dices.
en todo caso, yo estoy igual, co0n el cerbro en modo "sleep"...

Pepo dijo...

todos pasan por esos momentos de "dejar carreras". Y como que no significan nada esos párrafos?
Para mí, y un muchos mas sí :)
Saludos, lindo blog.

EJB13 dijo...

esa foto me parece que es en el parque Olbius Riquier? Conocí ese lugar el diciembre pasado!
:)
ánimo....siempre hay algo por decir y lo mas importante: tener a alguien que nos escuche.