sábado, 7 de noviembre de 2009

Colombianita interior

Patacones con queso Boursan a las finas hierbas. Aunque los plátanos verdes me cuesten 7 euros el kilo. Integrarse no es comerse el queso con el vino que toca según el código francés - que no está escrito en ninguna parte -. Es conocer el quesito y comérselo como a uno le dé la gana. Es hacer guiso con queso Emmental. Es armar las empanadas con pâte feuilletée. Integrarse no es cambiar: es aprender. Nunca he sido tan colombiana como desde que vivo en Francia. Nunca antes me fue tan útil el sentido común, la simpatía y la capacidad de “hacer la vuelta” como ahora. Y no es que yo fuera la persona más simpática y la verdad siempre fui bastante inútil y eran otros los que hacían la vuelta por mí. Pero hoy la es misión aprender. Todo. Lo inútil. Lo simple. Lo importante. Aunque muchas veces lo inútil, lo simple y lo importante sea todo lo contrario a lo que yo pienso. Los europeos no son más sofisticados, son sólo más aburridos. Como niño rico que se respete nada es suficiente y todo está mal. Aunque tengan en exceso y las cosas estén bien. Por eso para ser feliz, yo aprendo, escucho, tomo nota. Mientras ellos se quejan yo disfruto. Mientras a ellos les parece poco, yo aprovecho. Colombia no es pasión como dijo el publicista gringo que cobró millones por una falsa obviedad. Y no es que se me haya ocurrido un slogan mejor. Yo solo sé que esa colombiana que habita en mí, que aprende todo y que no cambia, ha sido la mejor compañía desde que vivo lejos.

3 comentarios:

joselop44 dijo...

Pues nunca me he tenido por tonto o por ser ua persona incapaz de disfrutar de la vida por el hecho de ser europeo. Si lo soy o no, será por mi naturaleza, no por el sitio donde he nacido.
No creo que sea de sabios n de gente prudente hablar de mal de los que te han acogido para ensalzar las virtudes de tu patria.
Saludos

Anónimo dijo...

Angela me gusta mucho tu blog, si sabras como te entiendo tratando de hacer ajiaco con cualquier cosa que se parezca, je je . Ojala algun dia tengamos la oportunidad de conocerte a ti a tu familia y reirnos de un par de anecdotas. A proposito como debes disfrutar leer a tu nino los mismos libros que leiste de nina.

Sandra dijo...

Jose, no creo que haya que tomarse tan a pecho el comentario de que los europeos son más aburridos. No creo que sea para ofenderse.