jueves, 12 de marzo de 2009

La alegría del hogar

- Oye tía ¿y cómo le ha ido a “La Titis” de mamá?
- Divinamente mija. Los primeros 15 días, una enfermera adorada para la noche, y una niñera medio revolucionaria para el día.
- ¿Y eso?
- No pues imagínate que no se quería poner el uniforme para ir al club. Que ella disfrazada no iba a ir.
- Tía pero para que es ese uniforme blanco, es un poco humillante…
- Ah no mija, uno no paga todo lo que vale un club para que el hijo de uno termine enamorado de una muchacha de estas, ni más faltaba, que se sepa quién es quién, la diferenciación es clave mijita.
- ¿Y entonces?
- No pues tocó salir de ella, pero se consiguió otra que venía del campo, un poco bestia pero como buena persona.
- Ah bueno…
- El que se ha salido encantador es Pedro, ¿te acuerdas el mensajero que le ayudaba en el banco a tu tío?
- Si más o menos.
- Pues se pensionó y se compró un taxi, y es el encargado de comprar todas las cosas para el bebe, que los pañales, que la leche, la mano derecha mija.
- ¿Oye y la niña que les hacía el aseo sigue con ellos?
- Si claro, un poco tensa la cosa con la niñera y la enfermera, pero bueno, celosa se pondría… uno no sabe…
- Oye pero que montón de gente para cuidar un bebe…
- Ah no mija, es que “la alegría del hogar” no son los hijos, sino las personas que ayudan a educarlos. Sólo a ti se te ocurre tener un bebe allá sin nadie, ni enfermera, ni niñera, ni chofer, ni empleada, sola, sola, que horror…
- No tía eso acá es carísimo. Entre mi esposo y yo nos las arreglamos. Además el bebé nos tiene enamorados: dice mamá, papá, saluda, señala, hace como una serpiente, manda besos, se ríe todo el día… Es una belleza. No cambio por nada en el mundo el tiempo con él. Pero bueno, no me has contestado, ¿cómo le va a la “La Titis” de mamá?
- Bien mija, bien…
- Y el bebé ¿Qué tal?
- ¿Sabes que no me he fijado? Oye y cambiando de tema, que disque tú estás escribiendo en Internet las conversaciones con una tía goda, clasista y elitista…
- ¡No tía, incapaz!
- Ah, bueno… además cual tía si en esta familia todos somos gente de bien.

2 comentarios:

sandra dijo...

es una bendicion que nuestros esposos colaboren, la crianza no es nada facil pero es lo mas hermoso del mundo los hijos!!!ahhh y le voy a decir a tu tia la verdad jajaja

Instantaneas Inmigrantes dijo...

No por favor, no le digas a mi tia... Te imaginas???? Me mata....